martes, marzo 16, 2010

sismos

Entre lo delgado de tu cintura
existe un infinito cielo al que amo

aun y cuando mas abajo de tus volcanes y llanuras
existe un corazón
un bonsai paraíso
del cual nunca he podido volar
sin tenerle aun.

recuerdo los ayeres en que viví
tus humedades,
y los olores del campo
ese inmortal silencio de tus adentros

tenia razón pues el Gabo.
como se ama desde lo lejos...